EL FUTURO DE NUESTRA INFANCIA NO ES UN JUEGO DE NIÑOS, ES RESPONSABILIDAD DE TODOS

Mucho se ha escrito acerca de la importancia que tiene para cualquier sociedad garantizar el bienestar de su infancia. Básicamente porque los niños y niñas serán sin duda los/as adultos/as del futuro.

Reflexionar sobre este tema es un ejercicio que desde la Asociación El Cerezo realizamos a diario, y cuya preocupación se materializa en la práctica a través de programas que, como nuestro Centro de día de menores, procuran precisamente mejorar sus condiciones de vida.

Fruto del contacto directo con esta población, con sus familias, y con sus problemas más urgentes, nació hace cuatro años la Escuela de verano, un espacio lúdico recreativo concebido para los meses de julio y agosto dirigido a niños y niñas de familias vulnerables, centros de acogida, pisos tutelados y entidades de acción social de la provincia.

Ofrecemos para ello, además de nuestras instalaciones y de los recursos humanos con los que contamos, un programa diseñado deliberadamente con el propósito de facilitar el encuentro, la convivencia, el respeto por la diversidad, el fomento de la igualdad de oportunidades y el cuidado del medioambiente, que incluye, entre otras:

•           Actividades de ocio y tiempo libre vinculadas a la música, a diferentes tipos de manualidades, al deporte de verano, visitas culturales

•           Visitas guiadas al aula medioambiental de la Asociación

•           Talleres de educación medioambiental (relacionados con el reciclaje, gestión del agua y huerto ecológico)

•           Talleres de teatro que permiten la interrelación personal y el fomento de las actividades artísticas y de la capacidad creadora

•           Juegos educativos

•           Festival de talentos

•           Taller de música

•           Actividades de terapia equina

Precisamente las posibilidades que ofrece La Escuela de verano, como vehículo para el fomento de valores, lo han convertido en un recurso necesario que esperamos pueda mantenerse indefinidamente.

Valga decir, que todo el despliegue que implica un proyecto de estas características no sería posible sin el apoyo económico que, desde la Generalitat Valenciana, la Diputación de Alicante y La Obra Social La Caixa recibimos para llevar a cabo un programa cuyo objetivo, además de incuestionable, es responsabilidad de toda la sociedad.

EL FUTURO DE NUESTRA INFANCIA NO ES UN JUEGO DE NIÑOS, ES RESPONSABILIDAD DE TODOS
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: